Grupo de innovación de enseñanza en ambientes virtuales de aprendizaje(GIEAVA)

 

En el marco del Proyecto de Investigación 29/B177, “Aprender y enseñar con las tecnologías de la información y la comunicación como instrumentos mediadores en los procesos de construcción de conocimiento”, del Instituto de Educación y Ciudadanía (IEC) de la Universidad de la Patagonia Austral (UNPA), se inició en el año 2015 una línea de investigación sobre estrategias didácticas y diseño de acciones formativas en ambientes virtuales y otras orientadas a modelos pedagógicos emergentes, aprendizaje mediado por tecnología, análisis de interactividad, diseño instruccional, instrumentos de evaluación en ambientes mediados. En el proyecto que inicia en 2017 se prevén desarrollar líneas de investigación  tales como estrategias de diseño y plataformas de implementación de cursos masivos on line MOOCs, PLE, aprendizaje móvil, desarrollo de competencias digitales e informacionales. 

Objetivos

  • Determinar o establecer la incidencia que tienen las TIC como estrategia de innovación en procesos de enseñanza y aprendizaje en ambientes mediados por tecnología.
  • Identificar posibilidades y limitaciones de las experiencias de formación mediante sistemas de enseñanza aprendizaje basados en entornos tecnológicos.
  • Diseñar acciones formativas para la formación de recursos humanos en contextos mediados por tecnología.
  • Proponer modelos de diseño instruccional.
  • Evaluar modelos pedagógicos emergentes para el aprendizaje mediado por tecnología.
  • Analizar la interactividad en procesos de enseñanza aprendizaje en ambientes virtuales.
  • Identificar las distintas perspectivas teóricas presentes en el campo de la evaluación de los aprendizajes en entornos virtuales.

 

Antecedentes

La innovación en procesos de enseñanza aprendizaje mediante TIC permite trabajar en nuevos escenarios de aprendizaje, y para ello es necesaria la transformación del rol del profesor y del estudiante. La influencia de los nuevos entornos (Cabero, 2001b) tienen una serie de repercusiones para el profesorado, modificando y ampliando algunos de los roles que tradicionalmente había desempeñado pasando a ser consultor de información, facilitador de información, diseñador de medios, moderador y tutor virtual, evaluador contínuo, asesor y orientador.

Las posibilidades que las TIC pueden aportar a la formación y a la educación han sido tratadas en diferentes trabajos (Cabero, 2001 y 2007; Martínez y Prendes, 2004; Martínez, 2006; Sanmamed, 2007), se pueden señalar como ventajas las más significativas: -Ampliación de la oferta informativa, creación de entornos más flexibles para el aprendizaje, eliminación de las barreras espacio-temporales entre el profesor y los estudiantes, incremento de las modalidades comunicativas, potenciación de los escenarios y entornos interactivos. El favorecer tanto el aprendizaje independiente y el autoaprendizaje como el colaborativo y en grupo, romper los clásicos escenarios formativos, limitados a las instituciones escolares, ofrecer nuevas posibilidades para la orientación y la tutorización de los estudiantes y facilitar una formación permanente. Las tecnologías como “herramientas cognitivas” pueden ayudar a los estudiantes a reorganizar su conocimiento de tal manera que se favorezca una compresión más profunda. En este sentido, Jonnassen y Reeves (1996) y Jonassen y Carr (2000) precisan un poco más la metáfora al plantear que conciben “las herramientas de la mente” como socios intelectuales que comparten la responsabilidad cognitiva de completar una tarea.

Las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje generan nuevos retos por el uso de herramientas síncronas y asíncronas y plataformas educativas o ambientes virtuales. En la actualidad es de interés estudiar cómo las TIC se insertan en prácticas educativas para transformarlas y mejorarlas. Las instituciones de educación superior  han experimentado un cambio de cierta importancia en el conjunto del sistema educativo de la sociedad actual tales como desplazamiento de los procesos de formación desde los entornos convencionales hasta otros ámbitos, demanda generalizada para que los estudiantes adquieran las competencias necesarias para el aprendizaje continuo. La gestión de proyectos de tecnología en las instituciones de educación superior no puede estar separada de la gestión de los entornos virtuales de formación, ya que para muchas de las decisiones que se toman en este proceso, se debe considerar el contexto y la práctica misma. La definición de la estrategia institucional es clave en cualquier proceso de introducción de una innovación.