Implementarán un Sistema de Presupuesto Participativo en el Rectorado de la UNPA

ImprimirEnviar a un amigoPDF

La iniciativa permitirá a los trabajadores de esta unidad de gestión presentar proyectos para mejorar las condiciones laborales generales o de su sector. Se afectará a esta modalidad un monto derivado de los aportes patronales, que en la primera convocatoria será de 1 millón de pesos.  

 

El Rector de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Ing. Hugo Rojas, presentó hoy el Sistema de Presupuesto Participativo, una herramienta de democratización que permitirá a los integrantes del Rectorado presentar proyectos y obtener financiamiento para aportar soluciones a distintas problemáticas identificadas, mejorar las condiciones de  trabajo o contribuir a la transformación de su realidad cotidiana.
Acompañado por la Vicerrectora, Mg. Claudia Malik de Tchara, Rojas formalizó ante los trabajadores de Rectorado una inciativa – incluida en el Proyecto de Gestión que ambos presentaron cuando junto a su candidatura en 2015- que permitirá afectar como Presupuesto Participativo un porcentaje de los fondos que le quedan a esta unidad de gestión de la universidad como diferencia de los aportes patronales.
El evento contó también con la presencia de la secretaria de Planeamiento de la universidad, AdeS Eugenia Márquez, quién brindó detalles del dispositivo y realizó  el lanzamiento de la primera convocatoria a presentación de proyectos, que permanecerá abierta hasta el 9 de junio. En esta oportunidad, el presupuesto afectado será de 1 millón de pesos.
En lo sucesivo, las convocatorias se iniciarán  el 15 de diciembre de  cada año y el monto que se defina oportunamente será destinado, en partes iguales, a financiar por un lado Proyectos de Aplicación por Grupos o Sectores y, por otro, Proyectos de Aplicación General. En ambos casos las  iniciativas deberán tender a mejorar las condiciones operativas, funcionales, comunicacionales, actitudinales o de desarrollo del grupo o sector al  que pertenecen él o los autores del proyecto.
Cabe destacar que serán los propios trabajadores quienes, una vez cerrada la convocatoria, deberán votar entre las diferentes iniciativas que se presenten (obras, recursos o servicios), para priorizar y definir el destino del financiamiento en cada sector o a nivel de la unidad de gestión.
Para garantizar la transparencia del proceso y asesorar al personal en la presentación y desarrollo de las propuestas, se creó una Comisión de Articulación y Seguimiento del Presupuesto Participativo (CAS-PP), integrada por los Secretarios de Hacienda y Administración y Planeamiento de la UNPA y un representante de ATUNPA, gremio que nuclea a los trabajadores del Cuerpo de Administración y Apoyo. Este cuerpo tendrá a su cargo la coordinación institucional del programa.
Se espera que este dispositivo democrático, que propiciará en cada convocatoria anual el involucramiento activo de todos los trabajadores en relación de dependencia de Rectorado,   posibilite aumentar la legitimidad de las acciones consensuadas en el marco de un proceso de deliberación pública, potenciando a su vez los  resultados de las mismas.

Participación e inclusión

 

El rector de la UNPA, Ing. Hugo Rojas, indicó que los que se busca con esta propuesta es “afectar recursos con los que cuenta la Unidad de Gestión de Rectorado para que sea asignado según prioridades y proyectos que la  comunidad universitaria prevé desarrollar, atendiendo a sus necesidades y a su bienestar”.
“Cuando hablamos de presupuesto participativo no nos referimos a cuestiones que tienen que ver con la  distribución del presupuesto que tiene la universidad para su funcionamiento, que se da a través de los órganos colegiados y a través de mecanismos de participación democrática que en cada unidad de gestión establecen”, aclaró.
En tal sentido, precisó que la partida que se afecta “es una determinada parte de lo que  le queda a la universidad en diferencia de contribuciones patronales y la idea es que se evalúe  año a año y se vaya incrementando la participación porcentual  de recursos que se  van a destinar a esa metodología”
Rojas reparó en la necesidad de que las propuestas “no sean  cuestiones que tienen que ver con  el  funcionamiento cotidiano de la universidad”, dado que “a través de esta metodología no se busca desatender las funciones que son propias de cada área”.
“El presupuesto participativo apunta al mejoramiento de las condiciones de trabajo y a cuestiones de bienestar universitario. A que los trabajadores del Rectorado sean los que elaboren propuestas para  el mejor funcionamiento y para mejorar las  condiciones de trabajo de las distintas áreas y de toda la unidad de gestión”, detalló.
Por último, el Rector destacó  la creación de la Comisión de Articulación y Seguimiento, no sólo por una cuestión de transparencia, sino también porque “muchas veces las áreas  pueden tener ideas muy interesantes para  implementar pero probablemente necesiten  apoyo técnico para  la formulación del proyecto y el formato definitivo para su ejecución”.
Si bien las propuestas deberán surgir de los propios trabajadores – tomados individualmente o en grupo- los proyectos aprobados  serán ejecutados por las dependencias de la universidad  y no representarán ningún beneficio económico para los autores.
Está previsto que a partir de las sucesivas convocatorias se genere un Banco de Ideas Proyecto para el Presupuesto Participativo en el ámbito de Rectorado.
El Presupuesto Participativo es una iniciativa de la gestión para promover la participación de todos los trabajadores en el proceso de toma decisiones sobre el destino de un porcentaje del presupuesto de Rectorado. La implementación del mismo está enmarcada en una política más general, tendiente a consolidar diferentes espacios de participación e inclusión, para que las decisiones se tomen de manera plural, estratégica, eficiente y transparente.