Programa PILA: "Un intercambio de saberes que alimenta mucho"

ImprimirEnviar a un amigoPDF

El Dr. Aldo Enrici, director del Instituto de Cultura, Identidad y Comunicación de la UARG realizó una movilidad académica en el Instituto de Filosofía de la Universidad Veracruzana de  México, donde impartió una práctica de la Filosofía del Abrazo: “es posible  a partir del tango, que para mi  es más que un pensamiento triste que se baila”, dijo.

 

En el marco del Programa de Intercambio Académico Latinoamericano (PILA) que tiene como objeto promover el intercambio de estudiantes de carreras de grado/ pregrado y posgrado, así como de académicos, investigadores y gestores de las universidades e instituciones de educación superior asociadas de México y Colombia, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral  seleccionó a los postulantes de la Convocatoria 2018 de los distintos claustros  para vivir la experiencia de internacionalización.
El Programa tiene como eje rector enriquecer la formación académica, profesional e integral y fortalecer los lazos de cooperación entre las Universidades afiliadas. El Dr. Aldo Enrici, Director del Instituto de Cultura, Identidad y Comunicación de la Unidad Académica Río Gallegos  realizó su experiencia de movilidad en el Instituto de Filosofía de la Universidad Veracruzana,  Xalapa,  México.

¿Qué te motivo a postularte en este Programa de Movilidad Académica PILA?
La movilidad académica y la internacionalización de las universidades es un tema actual, no solo de la UNPA sino de la mayoría de las universidades de Argentina y del mundo. Postulé a través del Programa PILA, mirando y buscando espacios en donde se hicieran actividades académicas similares y cercanas a las que yo realizo. Encontré con la ayuda de un amigo de México - Mauricio Beuchot, un filósofo de la Universidad Nacional Autónoma de México-  un espacio que es el Instituto de Filosofía de Xalapa, en la Universidad de Veracruz, donde se realiza Hermenéutica Analógica, que es lo que estoy haciendo actualmente. Me puse en contacto con el Dr. Jacobo Buganza, referente del instituto e hicimos un plan conjunto y postulamos para la estadía por un mes en Xalapa.

¿Cómo estuvo esa estadía?
Muy buena, la Universidad de Veracruz tiene cerca de 90 mil estudiantes. Xalapa  es la capital del estado de Veracruz, es muy intensa cultural y académicamente, inclusive hay universidades privadas muy pequeñas que se dedican a tres o cuatro carreras. La Universidad de Veracruz es una universidad pública, a donde vienen estudiantes de muchos lugares, inclusive de Estados Unidos y Canadá,  sobre todo para hacer prácticas de idioma. Y la pasé muy bien.
El Instituto de Filosofía es una instalación que está en un radio céntrico de la ciudad de Xalapa,  es una ciudad de quinientos mil habitantes aproximadamente. Es una localidad brumosa, húmeda, muy florida, con un paisaje bellísimo y la gente estupenda. Los profesionales de la universidad han venido de diferentes lugares, hay uno muy conocido que es principal youtuber de filosofía de latinoamérica, viene de Boston y se llama Dr. Darin McNabb Costa ; un profesor  de la universidad de  Standford, es doctor en Filosofía Analítica, así como profesores que provienen de la Ciudad de México. La Directora del instituto es la Dra. en Filosofía y Literatura, Adriana Menassé, estudió en Nueva York, casada con un argentino de Córdoba. Realmente me sorprendió el nivel de sus docentes y  la cordialidad. La recepción en general fue muy buena.

¿Cómo fue interactuar con esa diversidad de docentes-investigadores?
Al principio me concedieron un box, una oficina para trabajar con quien actuaba en calidad de anfitrión, el Dr. Jacobo Buganza.  Teníamos un box muy grande, muy luminoso y él es un fanático del tabaco, no es un fumador pero se ha dedicado como hobbie a eso. Comenzamos charlando sobre eso, después terminamos interactuando y él me fue presentando a cada uno de los profesores.
El instituto es un edificio dedicado a la Filosofía. Reconocí y volví a encontrar al Dr. Julio Quesada,   profesor de la Autónoma de Madrid,  se casó con una mexicana y ahora esta viviendo en Xalapa. Es un estudioso de Heidegger y del nazismo, nos volvimos a encontrar, yo había sido estudiante de él durante mi doctorado, de sus cursos y fui encontrando a través de la presentación a diversos exponentes de la filosofía , de la fenomenología, por ejemplo Ignacio Corrales que es Dr. en Filosofía y en Fenomenología. Con el Dr. Corrales tuvimos un debate muy interesante sobre comunidad e individualidad,  cuestionarnos si la comunidad se vuelve populista o nacionalista cuando toma decisiones más allá de lo individual. Realmente algo muy interesante.

¿Fue una oportunidad de intercambiar saberes?
Es un intercambio de saberes y es un intercambio de saberes que alimenta mucho, es decir, en el debate en Filosofía es muy común sentarse alrededor de una mesa, debatir y llegar a discusiones importantes y fuertes sobre Filosofía.

¿Llegan a conclusiones?
A veces si, y da la ocasión para establecer redes entre pares. Ahí nació inclusive una propuesta casi conjunta - algunas ideas provenían de Argentina -  de  la Filosofía del Abrazo.
La Filosofía del Abrazo es posible  a partir del tango, que para mi es más que un pensamiento triste que se baila – es la definición más clásica, proveniente entre otros de Discépolo-, es un abrazo que se baila. En realidad la Filosofía del Abrazo,  fuera del tango es muy difícil de entenderla. En el tango el abrazo es natural, común, indispensable. En otros espacios el abrazo es difícil de concretar. Estamos desacostumbrados  al abrazo aunque el mundo se ha vuelto global también se ha vuelto desafectivo, más frío.

¿Tuviste oportunidad de hacer alguna práctica de la Filosofía del Abrazo?
En Xalapa hay una Facultad de Danza y nos reunimos con estudiantes avanzados de cuarto y quinto año de danzas contemporáneas e hicimos una experiencia de abrazo -yo no bailo bien el tango pero me animo -estoy leyendo y tratando de escribir sobre el abrazo. Hicimos una experiencia con ellos, que son muy hábiles. En seguida entendieron a el abrazo, al tango y a este tipo de proyectos en donde el baile , la cercanía y el afecto es absolutamente común para ellos.

¿Has visto que hay manifestaciones callejeras donde promueven el abrazo?
Si, a mi me tocó participar con un grupo de gente encabezado por Silvana Torres, en la Feria del Libro de 2013 en Río Turbio, nos paramos en la calle a abrazar a la gente y la gente en la esquina anterior daba la vuelta, en muchos casos. Porque les resulta incómodo, un diagnostico interesante para analizar, mucha gente si abrazaba, mucha gente se emocionaba.

¿Cómo te fue con el tema de la gastronomía, con el picante?
Es inevitable el picante en la gastronomía mexicana, está presente hasta cuando uno no quiere comer picante, siempre está. Yo trataba de no comer cosas picantes, sobretodo para cuidarme porque eran treinta días y era muy intenso.
Cualquier cosa que comas ya viene condimentada. Incluso si comes arroz blanco vienen y te preguntan “¿Qué te sucede, no te gusta la comida mexicana?”. A mi me ha tocado , a veces, tratar de evitar el picante y me preguntan “¿Te sientes mal, amaneciste mal”? “No, estoy tratando de evitar comidas que no son habituales para mi.”

En Veracruz ¿Qué costumbres tienen, cómo fue tu vida social?
Veracruz es un puerto histórico, por ahí llegó Hernán Cortes. Cuando llegué estaban en época de Carnaval, es feriado como aquí, con muchos puentes y los dedican a fomentar el turismo.
Eso es una característica muy específica que se observa; viajan, hacen fiestas, no se quedan en casa, salen de su ciudad a “pueblear” , como dicen los mexicanos. Siempre hay un “pueblo mágico” para visitar, que son pueblos en donde se trata de preservar y mantener culturas tradicionales. A mi me tocó hacerlo, tomas un camión y en pocos kilómetros estas ya en un pueblo mágico. Pude participar de encuentros en Coatepec, en Xico. La gente es festiva, el clima es soleado.

¿Tuviste alguna experiencia que te sorprendiera durante tu estancia de investigación en Xalapa?
Lo que me sorprendió mucho, fue cuando viaje de Ciudad de México a Xalapa en un autobús muy pequeño, para ocho personas, lo que acá suelen decir una trafic. Y me sorprendió como está la gente vestida y con actitudes de campo, hay pueblos muy pequeños en donde todavía practican la agricultura y la ganadería. Gente vestida  como nosotros diríamos de gauchos, de campesinos.
Los alrededores de Xalapa tienen gente que se dedica a actividades rurales, eso me sorprendió mucho. Y al lado tienes una ciudad como Veracruz o Xalapa, más urbanas e intensas, con mucha actividad. 

¿Esta experiencia del Programa PILA te posiciona para incentivar a otros docentes a que postulen?
La difusión de las actividades de estancia es fundamental en los institutos de las universidades.  Uno de los temas que más se están conversando y de las actividades que se están haciendo en el ámbito universitario son las movilidades académicas a Europa, a Latinoamérica, Estados Unidos.  Docentes- investigadores que hacen estancias de investigación realizan intercambio de saberes y  generan relaciones. No es difícil terminar hoy con una producción bibliográfica hecha en colaboración con investigadores de diferentes lugares del mundo que uno conoció en una estancia y van complementando la labor investigativa.
Creo que la internacionalización es una de las actividades actuales que más impulso tiene en las universidades. Me parece que con estas instancias de intercambio se enriquecen las universidades y mucho. La internacionalización está muy vinculada al multiculturalismo actual, precisamente trata de llevar aspectos culturales como la práctica de la democracia o la práctica de la universidad abierta a situaciones cada vez mejores.

 

Formulario para denuncias de violencia de género

Botón de acceso al Portal Recursos y Servicios de la SeCyT

5° Encuentro de Investigadores