Proponen integrar la Filosofía y la Literatura desde el Nivel Inicial

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Dra. Andrea Pac
Galería de fotos

Un grupo interdisciplinario de la UARG impulsa la práctica filosófica como actividad no curricular y la enseñanza de la literatura en los primeros años de la escolaridad, asociado a la formación docente, para potenciar el desarrollo intelectual y comunicacional de los niños

Desarrollar habilidades linguísticas, propiciar el pensamiento crítico, internalizar valores éticos o favorecer el diálogo son objetivos habituales en distintos documentos y programas del sistema educativo, pero buscar lograrlo desde el Nivel Inicial y los primeros años de la Educación Primaria y tomando como base a dos disciplinas como la Filosofía y la Literatura, es un verdadero desafío.
A esa ardua tarea está abocado un grupo de investigación del Instituto de Cultura, Identidad y Comunicación de la Unidad Académica Río Gallegos a través del proyecto ‘Filosofía y Literatura en los primeros años de la Escuela Primaria y el Nivel Inicial: la investigación, la práctica  y la formación docente’, que se desarrolla bajo la dirección de la Dra. Andrea Pac.
Se trata de un grupo interdisciplinario - integrado por las profesoras Susana Bahamonde y Tatiana Altamirano y las alumnas Julieta Alonso, Myriam Medina y Moira Ramón- que desde comienzos del año pasado está abocado propiciar el encuentro entre la Filosofía y la Literatura tanto en la práctica educativa como en la formación docente y a producir conocimientos teóricos y orientaciones prácticas para generar un cambio al menos en la mirada y el ejercicio cotidiano de los actuales educadores y los futuros docentes.
Por eso impulsan la práctica filosófica como actividad no curricular y la enseñanza de la literatura en los primeros años de la escolaridad, asociadas a la formación docente en Literatura infantil y en Filosofía con Niños (FcN), en el marco de un esquema en el que ambas disciplinas se enriquecen y se potencian mutuamente.
A través del juego y, fundamentalmente de la escucha, se busca abrir frente a los niños de nivel inicial y primario un importante campo de reflexión sobre cuestiones linguísticas, culturales, filosóficas y un claro espacio de articulación entre el género literario infantil por excelencia: el cuento y la filosofía.
En el proyecto se menciona que un espacio de aprendizaje con estas características “posibilitaría  reflexiones y discusiones a partir de la plurisignifición de los textos que, conducidas de manera adecuada por un adulto, repercutirían en el desarrollo en el niño de formas cada vez más complejas  del pensar y del comunicar”.
Los objetivos concretos son producir conocimientos en el área de la didáctica de la Literatura y la práctica de la Filosofía para los niveles Inicial y Primario; generar materiales para la formación docente  de grado o continua; desarrollar instancias ‘piloto’  de trabajo con niños en instituciones educativas  y formar estudiantes de Letras en Literatura Infantil, aún cuando la carrera que se dicta en la UNPA está orientada al Nivel medio o Secundario.

Tirar del hilito

Andrea Pac, directora del proyecto y especialista en Filosofía con Niños (FCN) explicó que “la propuesta abarca muchos aspectos y por suerte cada una de las integrantes del grupo tiene una orientación específica, en investigación filosófica, actualizaciones en didáctica de la literatura, psicopedagogía y nos abocamos mucho a la investigación en literatura infantil, que es una excusa perfecta para comprar libros que son maravillosos”.
Pac indicó que el objetivo es aprovechar “un potencial que tenemos todos”, dado que “los conceptos filosóficos son comunes y centrales en la experiencia de las personas y al mismo tiempo son conceptos que están abiertos, que no tienen una definición  que esté cerrada”.
“Uno no puede decir ‘la amistad es esto’, 'la libertad es esto', o 'la justicia…'; son experiencias que implican conceptos con los que nos cruzamos continuamente en nuestras vidas, entonces todos nos hemos preguntado en algún momento por eso”, precisó
En tal sentido, sostuvo que lo importante es “sistematizar  las reflexiones  sobre esos conceptos de manera tal que en la construcción del sentido de qué es la libertad, la amistad, el amor también podamos dar sentido a nuestras experiencias” y aseguró que una de las principales herramientas para abordar estos conocimientos en nivel inicial y primario es “la escucha”.
“Hay que estar atento y escuchar lo que dicen los chicos, lo que se preguntan, en lugar de tratar de explicarles los conceptos, y a partir de ahí empezar a tirar de ese hilito, de lo que uno pescó o percibió, de la manera más sistemática que se pueda”.

Herramientas

Con más de un año de trabajo específico en el proyecto  y una extensa trayectoria en la temática a través de distintas propuestas de investigación y de extensión, el grupo del ICIC advirtió que a pesar de la abundante producción teórica sobre el estudio de la literatura infantil, las políticas relacionadas a la formación docente, la renovación de las bibliotecas y el desarrollo de planes de lectura, “persiste un vacío de experiencias literarias significativas” en las aulas.
En el caso de la filosofía se da, según los investigadores de la UARG, una lógica inversa: si bien no es parte de la currícula en los primeros años de escolaridad, “algunos aspectos que propicia la práctica de la filosofía, tales como el desarrollo de habilidades linguíticas, habilidades de pensamiento, el pensamiento crítico, la formación para la ciudadanía, los valores éticos y el diálogo son objetivos recurrentes  en los documentos de desarrollo curricular más recientes”.
Sin embargo, en este último caso los caminos para lograr esas habilidades no siempre están claramente definidos y muchas veces los docentes no tienen las herramientas adecuadas para acompañar a sus alumnos. En este contexto, el preguntar espontáneo de los niños, señalado como “un índice de actitud filosófica innegable”, no suele ser sostenido y profundizado en la escuela.
Al respecto, Pac apuntó que en la formación docente “los estudiantes tienen la didáctica  de la literatura”, mientras que “la parte de la práctica filosófica no está curricularizada, ni para la formación docente ni para las escuelas en el sistema educativo”.
“Por eso lo que intentamos es estimular que se tome el momento de la literatura no como algo para llenar un bache y y que se seleccionen libros como vehículo para trabajar distintos temas”, señaló la investigadora, quien luego añadió que “la literatura en si misma tiene un valor específico y por añadidura me puede hacer pensar en otras cosas”.
A la predisposición de los docentes se suma que “hay un plan nacional que hace llegar muy buenos libros a las escuelas”, por lo que una de las recomendaciones a los docentes que asisten a los talleres que dictan las integrantes del grupo es “que estén muy atentos al material que llega a las bibliotecas”.

Manual

En este segundo año del proyecto, la integrantes del grupo e investigación están abocadas  a la elaboración de materiales para docentes. “Estamos empezando la etapa de sistematización de todo lo que fuimos leyendo, investigando y escribiendo de manera más fragmentada para las jornadas y congresos en los que participamos, para ver si podemos terminar ofreciendo una especie de manual específico”, comentó Pac.
Si bien la llegada a los educadores a través de un material bibliográfico puede garantizar en parte  la práctica literaria y filosófica en las aulas de nivel Inicial y Primario en la provincia, las integrantes del grupo no descartan reunirse con autoridades educativas para ofrecerlo formalmente para los institutos de formación docente.
Más allá de las formalidades, el secreto para  que opere este cambio en las aulas, que según Pac “no se aprende en las escuelas ni en los institutos de formación docente”, es “preguntarse uno genuinamente por esos conceptos filosóficos”.
“Si uno no se hace la pregunta genuina no puede esperar que los otros se la hagan. Eso también  es muy importante y es algo que siempre tratamos de transmitir en los cursos, cuando trabajamos con docentes”, expresó finalmente la investigadora de la UARG.

CONOCIMIENTO DE CAUSA

La UARG ha desarrollado Proyectos de Extensión orientados a docentes, tales como 'Introducción a la filosofía', Filosofía en el aula, Introducción a la Práctica de Filosofía con Niños , Curso de profundización de la Práctica de la Filosofía con Niños, Introducción a la práctica de la filosofía en la EGB (2008), Curso de profundización de la Práctica de la Filosofía con Niños (2006), Introducción a la Práctica de la Filosofía con Niños, la Filosofía con Niños, entre otros.
Por otra parte, dos integrantes del equipo cuentan con experiencia en la enseñanza de literatura en el nivel Inicial y una de ellas se encuentra a cargo del dictado del espacio curricular “Literatura infantil y su enseñanza”, en el Profesorado de Nivel Inicial del IPES.
La directora del proyecto, en tanto, asiste semanalmente al Jardín de la UARG para trabajar con niños de las salas de 4 y 5 años