“La categorización va a establecer una visión diferente, desde afuera de la institución, sobre lo que esta maestría representa”

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Dr. Claudio Delrieux
Galería de fotos

El Dr. Claudio Delrieux, director de la Maestría en Informática y Sistemas indicó que la Categoría B otorgada por CONEAU “certifica a nivel nacional que el estudio y el diploma que se obtienen son de excelencia” y consideró que este hecho “va a generar un efecto institucional muy positivo, porque es la primera carrera de posgrado categorizada que tiene la UNPA”

Luego de la categorización otorgada por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria a la Maestría den Informática y Sistemas de la UNPA, el Director de la carrera, Dr. Claudio Delrieux, brindó detalles sobre el recorrido académico e institucional para realizar llegar a esta solicitud y los beneficios hacia adentro y hacia afuera que puede traer aparejados esta certificación de excelencia.
Delrieux,  explicóo que “la letra “B” representa que se está en algunos aspectos dentro de la excelencia y en otras falta un poco. “En el caso nuestro, uno de los ejes donde la CONEAU  emitió una recomendación es el de no tener un cuerpo docente de excelencia radicado en las unidades académicas de la UNPA”, precisó.
En un extenso dialogo con Conexión UNPA el Director de la Maestría brindó un amplio panorama sobre la historia, el presente y el futuro de la carrera.

Tenemos la buena noticia de que la Maestría en Informática y Sistema obtuvo  la acreditación de CONEAU pero además logró una categorización, que es la primera que obtiene una carrera de posgrado de la UNPA.
Así es, nosotros venimos trabajando con esta maestría hace más de diez años. El comienzo fue bastante dificultoso porque obviamente no había en la región geográfica de la UNPA y de Río Gallegos una masa crítica de docentes posgraduados, así  que trabajamos mucho con profesores visitantes.
Yo también fui profesor visitante en la UNPA, he dado algunas materias de grado en la licenciatura, además de la maestría algunas materias de posgrado.
Finalmente después de haber obtenido la primera acreditación, cumplido los pasos correspondientes, en el 2020 tocó comenzar con el nuevo proceso de acreditación. En ese punto nos pusimos como objetivo consolidar todo el trabajo que se había hecho. Tenemos graduados, tenemos una planta docente que se fue volviendo de excelencia. Hay una buena cantidad de docentes posgraduados que ya viven y trabajan en la región geográfica, así que nos pareció posible solicitar la categorización.
La carrera determina si en el momento de presentarse a acreditación pide al mismo tiempo que se emita una categorización, nosotros decidimos hacer eso. Teníamos la expectativa de poder conseguir la categorización “B”, era realmente posible.
Igualmente nos toma un poco de sorpresa porque ya se sabe cómo son estas cosas, a veces uno cree que es factible y no se obtiene, así que lo recibimos con bastante alegría y orgullo. Creemos que esto va a generar un efecto institucional muy positivo porque de alguna manera como vos decías es la primera carrera de posgrado categorizada que tiene la UNPA, de alguna manera eso va a crear una visión hacia adentro de la institución de que este tipo de cosas son posibles. Nos pone en la expectativa de cuando se cumplan los seis años de la presente acreditación apuntar a la categoría “A”, que es la máxima en la escala,  poder tener una carrera de postgrado que este al nivel de las mejores de Argentina. Igualmente no son muchas las que tienen “B” o “A”. Estaríamos en una liga bastante selecta. Como todo en la vida es un logro pero también es un paso a logros mayores que nosotros en estos momentos los estamos empezando a ver como factibles, al mismo tiempo creemos que esto va a generar un efecto derrame porque la UNPA tiene otros postgrados en esta área tecnológica, tiene el Doctorado en Ciencias Aplicadas así que de alguna manera ver en qué medida toda esta experiencia y valoración luego pueda ser capitalizada hacia adentro de la institución.

¿Cómo es el sistema de categorización? ¿Qué implica tener este reconocimiento?
La tarea institucional está a cargo de una institución a la cual el Ministerio  de Educación de la Nación le delega como órgano de aplicación los diferentes aspectos de la Ley de Educación Superior. En esta ley hay determinados aspectos que incluye lo que se llama estándares que en el caso de las carreras de postgrado incluyen una serie de ejes o índices relacionados con los diferentes aspectos que una carrera de posgrado tiene que cumplir para ser como tal. Con esto lo que se busca es establecer un contraste entre instituciones que tienen un determinado modelo de calidad y otras que - sin subvalorarlos-  básicamente plantean una institución educativa al estilo negocio que es algo que hoy es bastante frecuente.
Estos ejes son bastante complejos, tienen que ver con aspectos un poco genéricos como por ejemplo lo que se llamaría la tradición o el ambiente de la institución en actividades de postgrado, la existencia de una cultura académicas, cosas más concretas como por ejemplo la planta docente, cuántos docentes hay, la capacitación de los docentes, si los docentes tienen formación de postgrado, si realizan actividades de investigación acreditadas, si realizan publicaciones. Obviamente el cumplimiento de un mínimo de horas de actividades curriculares, el formato de la tesis, la constitución del tribunal  de evaluación de tesis, la existencia de bibliotecas, de acervo bibliográfico, de acceso a bibliotecas digitales, etc. Son una gran cantidad de elementos que tienen que ser valorados y que como toda construcción colectiva compleja la falencia o el déficit en alguno de ellos determina el déficit total de la carrera. Para que una carrera este acreditada tiene que cumplir con un mínimo en el estándar en todos estos ejes que señalo que son bastantes.
Luego a partir de eso, que sería como si dijésemos  un piso, el órgano de aplicación que es la CONEAU acredita la carrera de acuerdo a un mecanismo de compromisos y/o recomendaciones. Cuando hay un compromiso básicamente, si la  evaluación universitaria de la CONEAU determinó la existencia de un déficit que se señala en la evaluación y la institución se compromete a subsanarlo, entonces se puede otorgar una acreditación por tres años, de una manera parcial bajo el compromiso de la institución de subsanar ese déficit.
Suponete a manera de ejemplo que en el proceso de acreditación los evaluadores de la carrera, que normalmente son docentes de otras universidades, o sea son pares evaluadores, determinan que el contenido curricular de alguna de las asignaturas es incompleto o está desactualizado o no cubre una temática que se considera importante. O que los laboratorios de alguna actividad práctica no están equipados de una manera adecuada para poder cumplir con los contenidos mínimos, entonces la institución se compromete a reformular los planes, adquirir nuevos equipos, etc.  Y  te otorgan una acreditación por tres años.
En caso de no haber compromisos puede ser que den la acreditación por seis años. A la UNPA le tocó una acreditación por seis años con una recomendación  más que un compromiso que es la de tener una mayor proporción de docentes radicados en la zona. En este momento de aproximadamente 17- 18 docentes responsables de las actividades curriculares, la mitad aproximadamente viven y trabajan o en Río Gallegos o en Caleta Olivia, mientras que el resto somos profesores viajeros. Esto lo puede uno tomar como un compromiso porque es muy complejo, no se puede pensar en la gestión del capital humano, sobre todo porque en estos momentos el trabajo en las instituciones  públicas de nivel superior no está muy bien remunerado  sobre todo en estas cuestiones tecnológicas, entonces mal puede una institución comprometerse a erradicarlo.
Aspiramos a que en seis años alguno de los docentes que están haciendo la maestría se gradúe y para 2028, cuando tenemos que hacer la presentación para  la nueva acreditación, ya tener un cuerpo docente donde más del 50 por ciento de los docentes esté radicado en Río Gallegos o en Caleta Olivia, esto lo vemos totalmente posible. Seguramente después de que pase un tiempo el comité académico de la maestría vamos a empezar a elaborar un plan estratégico aunque sea interno para este objetivo.
Respecto a este “piso” que te comentaba luego viene lo que nosotros podríamos llamar la excelencia, o sea el hecho de que no se cumple con el mínimo.  La categoría “A” representa el hecho de que la carrera universitaria de postgrado cumple con todos estos ejes con un máximo de excelencia en todos ellos, o sea el plan docente es de excelencia, al igual que el cuerpo docente, la infraestructura, el ambiente universitario, etc.
Esto es muy cualitativo, no hay una demarcación clara de lo que representan las categorías “A”, “B” o “C”, pero la letra “B” representa que se está en algunos aspectos dentro de la excelencia y en otras falta un poco. En el caso nuestro, uno de los ejes donde la CONEAU  emitió una recomendación es el de no tener un cuerpo docente de excelencia radicado en las unidades académicas de la UNPA, por eso creemos que va a ser factible de aquí a seis años apuntar a eso porque se van a graduar docentes que en este momento tienen el título de grado nada más y podrán ser docentes de postgrado. También hay un cambio tecnológico tremendamente acelerado, creo que en esto momentos la sociedad en general sabe que las Ciencias de la Computación  están en llamas, se están generando cambios disruptivos de forma permanente, la idea es poder capitalizar estos cambios, hacer que la institución se apropie y empiece a liderar de alguna manera la investigación y la docencia en Argentina  en ese tipo de cuestiones.
En  el caso de la categorización “C” se pondera que la carrera tiene algunos aspectos donde se destaca por encima del promedio pero sin llegar a la excelencia total o parcial como es en las otras categorías enunciadas.
Por eso nosotros en cierta forma teníamos la expectativa de que esto fuese a ocurrir porque los y las que estamos en la gestión de la carrera, en el comité académico, somos y hemos sido pares evaluadores de otras carreras. Hemos sido convocados por la CONEAU más de una vez y por lo tanto, al margen de lo que ocurre en la letra fría de los estándares,  tenemos una idea de cómo es el metabolismo y no nos resultaba implausible. Insisto como es la primera dentro de la UNPA  distinto a universidades con mayor tradición como la UBA, la de Córdoba, Rosario, Mar de Plata, una carrera nueva, que recién se inicia que le den la categoría “B” parece plausible porque tiene una espalda institucional enorme. La UNPA es una institución joven, como tal está rondando los 30 años luego de haber sido instituto adscrito a la Universidad del Sur, a la cual yo pertenezco, y por lo tanto en términos de lo que es el metabolismo de una institución universitaria pública de educación superior, es una institución muy joven.
Por tanto esta experiencia es totalmente nueva, estaban las dos voces, por un lado la que decía ‘nosotros tenemos bastante para la “B”’, pero por otro lado ´ pero somos una institución joven, es la primera vez que pasa’.  Así que la noticia si bien tenía cierta expectativa también es un bálsamo porque nos reafirma y confirma que nuestra visión no era sobreoptimista; nos confirma que vamos por una buena senda, que el camino que hemos emprendido tiene futuro y que de acá a un tiempo podemos llegar a tener la máxima acreditación y podemos llegar también a colaborar a que otras carreras de postgrado de la institución también tengan una acreditación con una categorización adecuada.

¿Administrativamente es un proceso muy arduo el de la categorización?
Uno se olvida porque la memoria es selectiva y los aspectos duros y dolorosos no están presentes. En mi caso personal  demando durante un año de entre 20/ 30 por ciento de mi trabajo. Como si te dijese diez horas semanales dedicadas exclusivamente a recabar los planes, escribirles a los docentes para que carguen sus fichas en la página web de la CONEAU, revisar que todo esté de acuerdo. Básicamente es una enorme cantidad de documentos que están causalmente vinculados unos con otros. No se puede hacer la tarea b si no se cumplieron todos aspectos de la tarea a, y si la tarea a involucra a todo el cuerpo docente es complejo. Escribir, comprometer y conseguir el Whats App de los docentes, contactarlos durante sus horarios de descanso. Teníamos la certeza optimista de que se iba a obtener el fruto que se esperaba. Fue realmente mucho trabajo, es  una construcción colectiva donde todos trabajamos codo a codo. No puedo dejar de destacar por ejemplo no solamente el entusiasmo y empuje, sino el conocimiento puertas adentro de la institución de la Dra. Sandra Casas, que es la persona que nos ayudaba a la hora de decir ‘falta tal cosa y hay que pedírselo a fulanito’, ese rol es invaluable, sin una persona como Sandra que isotrópicamente conoce todos los aspectos y está preparada para dar respuesta a todas las cuestiones, el proceso administrativo de la presentación a la acreditación hubiera sido muy difícil sino imposible.
Es una construcción colectiva que involucra no menos de treinta personas entre docentes, auxiliares, técnicos, administrativos, etc.,  es una construcción que va de abajo para arriba. Hasta que las diferentes piezas de la base no están armadas  no se puede construir lo que va después. Una vez que te pusieron la fecha como límite tenes que apretar el botón enviar y ahí no hay vuelta atrás. Fue realmente muy trabajoso el proceso, prácticamente un año entero donde hubo que dedicar una buena cantidad de horas, involucró a la gestión, al personal administrativo, a la Dirección de Posgrado, al Comité académico y a personas como la Dra. Casas.

Esta letra  “B” otorgada a la Maestría en Informática y Sistemas de la UNPA  ¿Genera una mirada distinta  a nivel sistema universitario?
Luego de los festejos y del plan de estratégico para las próximas acciones  que desarrollaremos con el comité académico, una de las cuestiones que estamos haciendo  es comunicarlo a los docentes, felicitando y agradeciéndoles no solamente por haberse comprometido con el proceso de acreditación sino también por querer participar. También nos vamos a comunicar con los alumnos para incentivarlos a que retomen, continúen o aceleren el ritmo de graduación porque obviamente el título que van a recibir es un título que está prestigiado a nivel nacional. No es algo que yo me bajo en Coursera y obtengo un diploma o algo por el estilo, sin desmerecer esta formación.
Otro incentivo importante es volver a hacer campañas buscando interesados/as en la región geográfica, empezar a recorrer las instituciones de educación superior de ´Patagonia Austral, de la isla, del otro lado de la cordillera, de alguna manera ya estamos certificados a nivel nacional de que el estudio y diploma que se obtiene es de excelencia. Eso seguramente va a generar la expectativa de poder convocar a una mayor cantidad de alumnos.
Dentro lo que sería la construcción de espacios a nivel nacional cómo puede ser la RedUNCI, la red de universidades donde la UNPA tiene representación , es como de que alguna manera ya la importancia de nuestras voces dentro de este organismo cobra otro sentido porque no son tantas las carreras de postgrado en informática o en ciencias de la computación que tienen categorización “A” o “B”, esto va a establecer una visión diferente desde afuera de la institución hacia lo que esta maestría representa.
Dentro de la institución una cosa que seguramente puede legar a ser importante también es ver hasta qué punto toda esta experiencia se puede capitalizar en otras carreras de postgrado. En la primera que uno piensa sin meditarlo mucho es en el Doctorado en Ciencias Aplicadas para ver si de alguna manera se puede impulsar un plan estratégico que lleve a que también el Doctorado tenga una acreditación con una calificación por lo menos con letra “C”.

¿Cómo se encuentra hoy la maestría?
Nosotros por suerte tenemos, a partir del tema de la pandemia, una circulación renovada de actividades curriculares. La pandemia destrabó el tema de actividades curriculares de profesores visitantes a través del mecanismo de clases virtuales. Eso nos permitió contactarnos con docentes de diferentes unidades académicas que están en temas que nosotros consideramos que son claves para una maestría como esta. El espectro tecnológico de Ciencias de la Computación está en estado de ebullición permanente por tanto del plan inicial de 2011 ahora  uno mira y hay materias que ya no tienen mucho sentido o que son relativamente obsoletas, y hay otras que nos están faltando. La CONEAU  está reconociendo las actividades virtuales sincrónicas como posibles lo que nos abre un panorama interesante. No solo es fácil para el docente no tener que viajar sino que para la institución es más económico, eso hace más fácil este tipo de gestión.
La idea en este punto es revisar los ejes, la carrera tiene un título Informática y Sistemas, trata de evocar en el título una representatividad de lo que tiene que ver con el aspecto científico pero también con el aspecto tecnológico. También dentro de la disciplina de lo que está relacionado con el desarrollo de software pero incluye lo relacionado con arquitecturas, redes, procesamiento paralelo, computación en la nube. Buscamos que la designación de la carrera que tenga un equilibrio entre  lo general  y lo específico.