La UNPA formalizará planteo ante el CIN por la política de asignación de recursos del Gobierno Nacional

ImprimirEnviar a un amigoPDF

El Rector Hugo Rojas anunció al Consejo Superior que presentará un detallado informe que demuestra que durante la administración de Cambiemos se aplicó un criterio que beneficia a las universidades históricas y acentúa las asimetrías con las restantes. Nueve universidades se llevan el 54 por ciento del presupuesto

Durante su informe al Consejo Superior, el Rector de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Ing. Hugo Rojas, anunció ayer que durante la semana entrante presentará un informe al Consejo Interuniversitario Nacional en el que “se aprecia claramente que hubo una política de reconsolidación de las universidades que ya se encuentran muy consolidadas” durante los últimos cuatro años.
“Las universidades históricas, creadas desde 1613, como la Universidad Nacional de Córdoba, hasta la década del ‘50 en el Siglo XX, tomando como referencia la Universidad Nacional del Sur, conforman un grupo de 9 instituciones que se llevan el 54 por ciento de todo el presupuesto del Sistema Universitario Nacional”, manifestó Rojas.
El Rector advirtió además que del análisis se desprende que “ese grupo de universidades muy consolidadas son las que reciben la mayor asignación presupuestaria, incluso por encima del promedio que asignan el Ministerio de Educación y el Congreso de la Nación, en desmedro de las creadas en los 70, los 90 y en el año 2000”.
“Hay una mayor concentración de recursos en las universidades históricas, acentuando las asimetrías en todo el sistema universitario”, sentenció Rojas, quien indicó que el objetivo del planteo es que “este análisis puede aportar a las presentaciones que va a hacer el CIN ante el Congreso de la Nación para revertir estas políticas que han tratado de consolidarse en esos cuatro años”.
En el informe presentado ante el Consejo Superior el Rector detalló que fuera del 54 por ciento que se asigna a las universidades históricas, las casas de altos estudios creadas en los ’70 se llevan el 30 por ciento, las de los ’90 obtienen el 10 por ciento y las más recientes tienen  el 5 por ciento. El análisis no incluye a las creadas entre 2010 y 2014, que están en la etapa de desarrollo institucional y reciben montos crecientes cada año en función de ello.
“La UNPA se encuentra entre las universidades de los años 90, que tienen una participación del 10 por ciento en todo el sistema. A nuestra institución le corresponde un poco menos del 1 por ciento de todo el presupuesto universitario, dentro de un grupo que está por debajo de la media en forma global, con dos puntos por debajo del promedio”, precisó.
Rojas indicó que el planteo que realizará la semana entrante “ya ha sido iniciado ante distintos grupos de rectores y también ha sido presentado al presidente del CIN de manera informal”.

Propuesta 2020

Cabe recordar que el CIN definió en el Plenario de Rectores realizado el 30 de agosto en Corrientes un Presupuesto 2020 para las Universidades Nacionales de 214 mil millones de pesos – el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo al Congreso de la Nación alcanza la suma de 194 mil  millones- y agrega una asignación de 5 mil millones para la corrección de asimetrías, justamente en atención a la demanda que viene sosteniendo la UNPA y que formalizará esta semana.
Además de la línea de corrección de asimetrías, el Presupuesto solicitado por el CIN a la Secretaría de Políticas Universitarias suma un monto de 12 mil millones de pesos para acercar al parámetro de 85/15 la relación entre salarios y gastos generales de las universidades – la relación actual de la UNPA es 97/3-; otra suma de 5 mil millones para infraestructura y otros ítems que llevan el monto global pretendido a 248.523 millones de pesos.

Presupuesto UNPA

La Universidad Nacional de la Patagonia Austral buscará aprobar durante esta sesión ordinaria, que se está desarrollando en la Unidad Académica Caleta Olivia, su Presupuesto 2020, a pesar de que no se encuentra aprobada aún la Ley de Presupuesto Nacional.
“La Ley de Administración Financiera en su artículo 27 establece lo que ocurre cuando no está aprobado un presupuesto para el ejercicio siguiente. En ese caso lo que plantea la norma es que el cálculo debe hacerse sobre la base del ejercicio anterior, sumando todos los créditos públicos  que se han recibido durante ese periodo”, explicó el Rector.
En función de ese criterio, Rojas  indicó que la propuesta que se buscará aprobar “va a ser el presupuesto 2019, asegurando la fuente de financiamiento 11 y además con todos los incrementos salariales que se han recibido durante el año, que son compromisos asumidos por el Estado Nacional con la  asociaciones sindicales y  por lo tanto van a ser honrados”.
No obstante, adelantó que se propondrá al órgano de gobierno “que una vez que sea conocida la Ley de Presupuesto aprobada por el Congreso de la Nación vamos a llamar a una reunión extraordinaria para que sea discutida la nueva asignación”.

Formulario para denuncias de violencia de género

CRES 2018