La UNPA garantizó las plazas de Residencia Universitaria a estudiantes hasta marzo de 2021

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Resolución
Galería de fotos

El Rector de la universidad, Ing. Hugo Rojas, emitió hoy una resolución que suspende hasta el 15 de marzo la baja de plazas, como así también la consideración del pago o el desempeño académico como criterios determinantes para la permanencia de los y las estudiantes

El Rector de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Ing. Hugo Santos Rojas, firmó hoy la Resolución Nº 463/20, emitida ad referéndum del Consejo Superior, que suspende hasta el 15 de marzo de 2021 la baja de las plazas de Residencia Universitaria que ocupaban los y las estudiantes de la casa de altos estudios al inicio de la pandemia de COVID- 19.
La Resolución, que rige para todo el ámbito de la universidad, establece además que la obligación de pago de la plaza de residencia y el desempeño académico no operará como criterios determinantes para la permanencia o la baja en este contexto de excepción y emergencia impuesto por el coronavirus.
El instrumento legal menciona que la medida alcanza también a la posibilidad de desalojo asociada a la baja y que la suspensión de los criterios para determinar la permanencia o pérdida de los lugares que ocupan los y las estudiantes actualmente en las residencias rige no sólo para el presente periodo académico, sino también para la evaluación de seguimiento para el próximo año.
También establece que la medida podrá ser prorrogada en función de la evolución de la emergencia sanitaria.
 

Fundamentos

Entre los considerandos de la resolución se menciona el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 320/20, que dispuso la suspensión de desalojos en todo el territorio nacional hasta el 30 de septiembre y el DNU 766/20, emitido recientemente, que prorroga dicha disposición hasta el 31 de enero de 2021.
También se menciona la Declaración Nº 01/20 emitida por el Consejo Superior, en la que se realizó un merecido reconocimiento a la comunidad universitaria por sostener el diario  quehacer de la Universidad, pese a la instantaneidad de las transformaciones en las condiciones de trabajo y estudio y se hace referencia a las medidas adoptadas por el órgano de gobierno para compensar las desigualdades, poniendo especial énfasis en el colectivo estudiantil.
En este contexto, destaca a los y las estudiantes que “siguiendo su vocación y la construcción de su proyecto de vida, deben trasladarse a las localidades donde están asentadas las Unidades Académicas”, llegando a ocupar una plaza de las residencias universitarias, a quienes “la emergencia los ha  sumido en el dilema de  regresar a  sus hogares de  origen para acompañar a sus familiares en el tránsito y superación de la pandemia o permanecer  en el desarraigo que les permite un mejor acceso a los recursos institucionales”.
“En cualquiera de los casos, la situación imperante ha impactado tanto en  los ingresos del grupo familiar que costea sus estudios y necesidades habitacionales y alimentarias,  como en el desempeño académico en sus trayectorias curriculares”, se fundamenta
Asimismo, se reconoce que en esta coyuntura excepcional los y las estudiantes “pueden haber incurrido en el incumplimiento de los criterios que determinan la permanencia en las  plazas, sea por aspectos económicos, administrativos o académicos, y ello, a  su  vez, puede ser determinante del desalojo del lugar que ocupan en  la  residencia,  lo  que  agravaría  aún  más  la  compleja situación que atraviesan y las condiciones sociales imperantes”.

Formulario para denuncias de violencia de género

Carreras de Postgrado