"Los docentes asumieron un compromiso ético- político ante la pandemia"

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Dr. Ignacio Aranciaga
Galería de fotos

El Dr. Ignacio Aranciaga, codirector de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA, sostuvo que “la virtualidad les ha exigido buscar nuevos recursos, pero van a terminar saliendo fortalecidos en su enseñanza” y reflexionó sobre la respuesta del sistema universitario y la relevancia del Proyecto de Recursos Educativos Abiertos impulsado en la casa de altos estudios.

La educación en Entornos Virtuales en tiempos de Coronavirus ha significado diversos desafíos para el Sistema de Educación Universitario.
El Dr. Ignacio Aranciaga codirector de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA y referente de las capacitaciones que permitieron a los docentes de grado y postgrado generar estrategias de virtualización en sus prácticas de enseñanza destacó que “todo el sistema universitario se acompasó para hacer frente y permitir el derecho a la educación de los estudiantes, y el derecho al trabajo a los profesores.” 
En conversación con ConexiónUNPA de EntreCasa, comentó el compromiso asumido por los docentes, la trayectoria de la UNPA en Educación a Distancia y la relevancia del Proyecto de Recursos Educativos Abiertos

Sorprendió la Maestría en Educación en Entornos Virtuales con una importante cantidad de defensas de tesis y graduaciones en medio de la pandemia ¿Cómo afrontaron esta circunstancia?
En los doce años que lleva la Maestría en Educación en Entornos Virtuales implementándose, las defensas de tesis siempre fueron virtuales. Esto hay que destacarlo. Desde las primeras defensas de Silvia González y María José Leno, por el 2010, hasta la actualidad, han sido de forma virtual. Para nosotros en ese sentido no es una novedad. Desde un inicio estuvo planteado de esta manera al ser una maestría virtual.
Ahora con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hemos saltado a la tapa de los diarios, por así decirlo. Han cambiado muchísimas prácticas. Nos ha cambiado la vida cotidiana, de eso no cabe duda y no hay que ser muy estudioso para darse cuenta.
Es una absoluta alegría que se hayan podido recibir tantas colegas, ahora magisters en el último mes. Obviamente no fue un trabajo sólo en la cuarentena, sino que venían trabajando en el 2019. Seguramente pudieron acelerar el camino para que se puedan lograr las defensas de tesis.
Esto es un trabajo que las maestrandas llevaron a cabo silenciosamente, de la mano de los directores de tesis.

Al comienzo del aislamiento estuviste dictando el taller “Estrategias de Enseñanzas Virtuales para la Educación Superior en tiempos de coronavirus”, para docentes de grado. Ahora están brindando un servicio similar para docentes de posgrado. ¿Con qué panorama te encontraste y qué herramientas les brindaste?
Hicimos un taller de Entorno Virtuales con el objetivo de que los docentes confeccionen, a partir de sus saberes, sus asignaturas. Contamos afortunadamente con profesores en la UNPA, que tenían una larga trayectoria dictando las asignaturas en términos presenciales. Haciendo algunas aproximaciones con ciertas tecnologías y presentaciones en sus aulas. Sin embargo, en el entorno virtual de UNPAbimodal, muchos de ellos no habían trabajado.
Por otro lado, había un porcentaje que había trabajado en esa plataforma. Ante esta realidad planteamos un trabajo colaborativo de los profes que sabían, con los que tenían unas herramientas rudimentarias, en términos tecnológicos.
Lo importante es que pedagógicamente, ellos sabían ser docentes. Con esa riqueza que tienen, porque si no supiesen análisis matemático o de biología, nada podríamos hacer. Como ellos saben de sus asignaturas, les fuimos indicando algunas cuestiones que tienen que ver con determinado tipo de estrategia para la enseñanza virtual y afortunadamente tuvimos una excelente recepción. Los docentes fueron perdiéndole el miedo a la tecnología. Fueron dándose cuenta de que los entornos virtuales de este nuevo siglo son diferentes a los de hace ya 15 años.
Hace más de veinte años que la UNPA viene trabajando con la Educación a Distancia. Hace dieciséis años que contamos con la plataforma UNPAbimodal, fuimos transformándonos tecnológicamente.
Antes eran entornos que estaban básicamente en lo escrito. Hoy la web semántica, la web 3.0, hace que estos entornos sean mucho más mediados. La comunicación ha tenido una preponderancia fundamental.
Eso también se ha traducido en estos entornos que nos permiten a los docentes generar diferentes tipos de estrategias pedagógicas, que pueden estar basadas en lo escrito, pero también en lo audiovisual.
En términos de comunicación y de actividades de producción de los estudiantes permite que el docente pueda retroalimentar esa comunicación, esa producción, esos aprendizajes, generar nuevas estrategias y tipo de enseñanza. Todo este bagaje lo están asumiendo como un desafío. Evidentemente que se aprende haciendo, seguramente que esta primera experiencia les va a servir para mejorar en una segunda experiencia.
Estamos muy contentos con la producción que han generado, hemos entrado a sus aulas y visto que están estructuradas muy bien. Se conjugan los contenidos, las videoconferencias, las presentaciones que hacen los docentes con foros, con trabajo colaborativo, con actividades de producción.
Afortunadamente eso da el pie para brindar una estrategia pedagógica adecuada que da cuenta de los estándares de todas las universidades.

¿Qué tan obligado está a reinventarse un docente que no tiene experiencia en la virtualidad?
Afortunadamente hay un compromiso ético político del docente que lo ha asumido. Ha entendido que el derecho a la educación es fundamental y en este aislamiento social, preventivo y obligatorio, asumió el compromiso de ser docente.
Nos hemos acostumbrado al aislamiento, a la cuarentena, pero es una situación no deseada por nadie. En ese no deseo, los docentes de todas maneras aceptaron ese compromiso y lo está llevando adelante.
Creo que ha sido necesario que lo realicen. Se han comprometido con su actividad docente. En ese compromiso habrá asignaturas que seguramente extrañen algunas condiciones de la presencialidad.  Pero yo creo que van a terminar saliendo fortalecidos en su enseñanza.
Cuando se vuelva a la nueva normalidad, seguramente van a traer cosas que han aprendido en estos dos meses que la virtualidad les ha brindado. Les ha exigido buscar nuevos recursos para dar cuenta de los contenidos de sus asignaturas.
En esa mixtura, por más que se vuelva a la presencialidad se van a rescatar un montón de cosas ahí afortunadamente.

¿Cómo viste la respuesta del Sistema Universitario y de la UNPA en particular, ante esta situación?
Estoy realmente muy contento por la respuesta del Sistema Universitario, estamos participando en la Red Universitaria de Educación a Distancia Argentina, que reúne a todos los representantes de la Educación a Distancia de todas las universidades públicas del país.
En esa red lo que se comenta es que, así como se ha visto en la UNPA, se ha multiplicado el trabajo en todas las universidades. Salvo alguna excepción, la propuesta de formación docente, la actividad tanto de docentes como estudiantes en los diferentes entornos virtuales ha crecido significativamente.
Esto fue acompañado incluso por todas las reglamentaciones que tuvieron que salir adelante. Incluso con el aval de la CONEAU, para permitir estos desarrollos en las carreras, tanto el Artículo 42, como el Artículo 43.
Todo el Sistema se acompasó para hacer frente y permitir el derecho a la educación de los estudiantes y el derecho al trabajo a los profesores.  En ese sentido me parece sumamente interesante estas respuestas. Fueron homogéneas en brindar entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje a las carreras, a los estudiantes, y a los docentes,
No hubo estrategias alternativas a los Entornos Virtuales, por lo general se concentraron en estas plataformas. Uno puede pensar, por ejemplo, en el programa del Ministerio de Educación “Sigamos Educando”.  Hubo una alternativa para los estudiantes que no tenía acceso a bienes y servicios, conexión a internet, computadoras o dispositivos para conectarse. Idearon determinado tipo de cuadernillos, como son los materiales que están distribuyéndose en diferentes partes del país, y que ya llevan 15 millones editados. Ahí podemos ver otro tipo de estrategia, pero en la universidad se concentraron en los Entornos Virtuales.
Diferentes tipos de universidades, a partir de sus Programas de Bienestar Universitario, están viendo cómo les acercan a los estudiantes que no tengan acceso a internet, computadoras o dispositivos. Cómo hacer para que también tengan el derecho a acceso a la educación. El objetivo es facilitarles este tipo de elementos para que puedan seguir cursando.

En esta pandemia se han identificado temas relacionado con la carencia de competencias digitales en los docentes y en la población en general ¿Cómo se resuelve esta problemática?
Uno de los problemas que tenemos y que cada uno debe ver en sus hogares, es cuando a los chicos les mandan una tarea por whatsapp, por Facebook o por donde se la manden. Vemos que ellos resuelven algunas cuestiones, pero enseguida te piden ayuda; ¿Cómo se lo mando el profe?, ¿Qué hago?  Ahí me parece que el profesor, el estudiante, los padres, las instituciones, deben tener sumo cuidado con la cuestión de la cultura digital.
La cuestión de la identidad, la protección de los datos.  Es necesario entender la cultura digital. Entender, por ejemplo, cuando entramos a Google o a Facebook, estamos entrando a empresas a quienes le estamos dando nuestros datos. Muchas veces no tenemos determinado tipo de reparo. acerca de las seguridades.  Ese contrato que nos presentan y aceptamos. Es un texto largo y decimos “acepto”, nadie va y lo lee porque son cuarenta páginas, no lo manda a un abogado “a ver si me meto en un lío”. Aceptas, creas la cuenta de Gmail y listo. Esto sucede así, lamentablemente es una práctica que hacemos porque de no ser así nos pasaríamos el tiempo leyendo contratos que tampoco entenderíamos.
En todas estas cuestiones hay que tener cierto tipo de precauciones. Hay que entender esta cultura digital. Por ejemplo, lo que uno dice en Facebook, no se lo dice a un destinatario conocido, a un amigo. Lo está publicando, se lo está diciendo a otros. Por tanto, hay que tener en cuenta que el código de comunicación que existe entre amigos lo pueden ver otros fuera de contexto. No puedes decir una mala palabra o una cuestión peyorativa, que entre conocidos se entiende, porque tienen códigos de amistad de años. Lo ve otro y dice “como le dices tal cosa”.
Eso habla de la cultura digital, habla de un ecosistema muy particular. Una vez que estamos adentro lo vamos alimentando y generando hábitos y conductas necesarias en torno a estas cuestiones. Pasa más allá de si se hacer un Zoom, o crear un grupo de whatsapp, en términos de competencia.
En términos de cultura me parece que es sumamente necesario estas cuestiones de ¿Cómo presentarse en una videoconferencia? “Estoy en mi casa y me pongo el pijama”. Debemos asumir que vas a estar en una clase más formalizada, es una escuela, debes ponerte una remera, por ejemplo.
Hay una serie de particularidades que tienen que configurarse de otra manera en función de temáticas que aparecen y que hacen a la cultura digital. Es sumamente importante y obviamente es un aprendizaje que seguimos realizando.

Hablando de estos nuevos conceptos con los que nos vamos familiarizando ¿Qué es el Repositorio de Recursos Educativos Abiertos?
Es un proyecto de desarrollo tecnológico y social que el año pasado fue aprobado en la UNPA. Nos lo demandó la Fundación Vía Libre que preside la Magister y Doctora Beatriz Busaniche. Estamos sumamente contentos con ese proyecto porque justamente, se pudo evidenciar con la cuarentena, los docentes empezaron a producir un montón de recursos educativos. Esos recursos educativos pueden ser una tarea, una actividad, un vídeo.
Tengamos en cuenta que, en el consumo en internet, el 75% está vinculado con los vídeos. Por su parte el consumo educativo de Internet es el 82%. Los docentes están produciendo y producen mucho en vídeo. Este un dato sumamente interesante.
Esa producción queda en YouTube sin autoría, sin la posibilidad de poder compartirlo. La UNESCO desde hace veinte años viene hablando de los recursos educativos abiertos y generar repositorios.  De igual forma este organismo ha solicitado se hagan Políticas Públicas en función de estas cuestiones.
La idea es generar una Biblioteca Educativa para que los docentes podamos trabajar con esos recursos y además transformarlos. Supongamos esta entrevista vía zoom que estamos realizando ahora, un docente quiere tomarla y levarla a su aula.  ¿Tiene Copyright o licencia Creative Commons? ¿Lo pueden dejar abierto para que lo usen otros? ¿Queremos que lo usen otros? ¿Queremos nos mencionen como autores?  Si decidimos que, si queremos que la repliquen en un aula, que la tomen como modelo para un fin específico debemos saber lo que hay que hacer.  Hay que ponerle una licencia abierta, en lugar del famoso Copyright. ¿Dónde van esos recursos que los docentes están creando? Tienen que ir un repositorio determinado, con estas licencias que son reconocidas y son de fácil búsqueda.

El libro que hemos publicado recientemente de Historia de Educación a Distancia, por ejemplo, tiene la licencia de Creative Commons. Se señala el derecho de los autores, pero cualquiera puede utilizar y referenciar ese documento.  Transformarlo y utilizarlo para lo que quiera. Si fuese sólo con Copyright, habría que pedir autorización al autor y demás. Con esa sesión de derechos que uno hace como autor, sede determinado tipo derechos.
Es fundamental como un proyecto político, en término de docentes generar eso. Nos da a los docentes una cuestión que tiene que ver con ser productores de recursos y también nos ayuda a entender que hay una comunidad docente allí afuera que necesita y puede utilizar los recursos que nosotros generamos.
Esa es la esencia de la docencia pública, por eso digo que es proyecto político interesante ese sentido, de generar comunidad educativa. Esto lo estamos proponiendo en diferentes universidades
El proyecto lo aprobamos en la UNPA y se asociaron; la Universidad Nacional del Litoral, la Universidad Nacional de Entre Ríos y la Universidad Nacional de Villa María. Para crear un prototipo de Recursos Educativos Abiertos para las Universidades Nacionales. Ese prototipo lo vamos a poner libre, no sólo para ser utilizado por las cuatro universidades que mencioné sino por cualquier universidad. Pueden tomar el prototipo y decir “lo implemento acá”. 
Se lo lleva gratis, porque lo hicimos nosotros a partir de la docencia universitaria y queremos que lo utilicen. Sino les gusta una parte, puede cambiarlo y mejorarlo obviamente. La idea es generar un prototipo, una base.
Una de las cinco páginas más visitadas en Argentina, que pertenece a la Universidad de la Plata, tiene un repositorio de Recursos Educativos Abiertos, es el SeDiCI (Servicios de Difusión de la Creación Intelectual). Eso es fundamental, es prima hermana de algo que se estableció en la Ley, que es el Sistema Nacional de Repositorios Digitales. La UNPA está construyendo su Sistema Nacional de Repositorios Digitales a partir de SIUNPA, hubo fondos y hay una ley nacional. Tiene que ver con el tema de investigaciones, ciencia abierta, datos y demás
Eso replicado a los Recursos Educativos Abiertos me parece que algo sumamente interesante de poder ofrecer
 

Formulario para denuncias de violencia de género

Carreras de Postgrado