"Tenía la necesidad de asociar la Maestría a la formación docente"

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Ingrid Tornay
Galería de fotos

La Mg.Ingrid Tornay, flamante graduada de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA, remarcó la importancia del acompañamiento con TICs y EVEA en los profesorados y explicó la experiencia desarrollada en dos institutos de Buenos Aires: “Entendíamos que esta podía ser una herramienta para garantizar la continuidad pedagógica de las estudiantes”.

En el marco de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, la Mg Ingrid Tornay realizó hace unos días, bajo la modalidad virtual, la  defensa oral y pública de su tesis, titulada “TICs y EVEA en la presencialidad de la educación superior .Estudio de dos propuestas de educación mediadas por la tecnología en la Provincia de Buenos Aires”. El trabajo de tesis fue realizado bajo la dirección de la Dra. Carla Villagrán.
El tribunal constituido por la Dra. Jaquelina Noriega, la Dra. Fernanda Ozollo y la Mg. Ana Mariela Cestare, otorgaron la calificación de 8 (Distinguido).
La Mg. Tornay en conversación con FM UNPA expresó su experiencia de cursar la maestría desde la virtualidad “ha sido muy valiosa, muy interesante desde la cursada. Con diversidad de oferta en cuanto a materias y selección de seminarios. Esto es porque algunos son optativos. Específicamente, para mí, el proyecto de tesis  fue muy valioso”

¿Cómo fue tu proceso de tesis y la defensa?
Mi tesis comenzó hace dos años. Yo inicié  la maestría en el año 2017, hice los dos años de cursada y en la asignatura taller de tesis fui definiendo el tema de mi investigación. Fue sencillo establecerlo porque tuvo mucho que ver con mi práctica cotidiana. Yo soy profesora en formación docente. Trabajo en ese ámbito desde hace muchos años, así que ya sabía que mis inquietudes con respecto a ese tema.  Tenía la  necesidad de asociar la Maestría  en Educación en Entornos Virtuales a la formación docente. En eso se basó mi trabajo.
Por suerte tuve una Directora de tesis que me acompañó en todo momento, siempre estuvo presente y me fue guiando. Así que en dos años pude diseñar el proyecto, aplicarlo y evaluarlo. En eso se basa mi tesis, en un proyecto de intervención, de puesta en práctica.

¿Cómo viviste la instancia de la defensa de tesis?
Fue una linda experiencia, porque fue un momento grato. Tuve una primera parte para explicar mi tesis, si bien el jurado ya había evaluado el escrito, me hicieron algunas preguntas. Siempre muy ameno el tono de conversación. En un primer momento estaba nerviosa pero todo salió bárbaro.  La pase bien,  me sentí escuchada y que fue  valorado lo que uno tiene para decir.

Tu Tesis se titula “Tics y EVEA en la presencialidad de la educación superior. Estudio de dos propuestas de educación mediadas por la tecnología en Provincia de Buenos Aires”. ¿Qué conclusiones obtuviste?
Mi idea era pensar de qué forma las Tics y los EVEA  pueden colaborar en el acompañamiento  a las trayectorias académicas de nuestros estudiantes en la formación docente. Ideamos dos propuestas de intervención específicas. Una para cada uno de los profesorados donde yo trabajo. Así que tuvo la intención de acompañar a los estudiantes en sus trayectorias. Como conclusión, podemos decir, que fue beneficioso el uso de las tecnologías.
Por supuesto,  que la investigación  fue antes de la pandemia. Vale aclarar que mi trabajo de tesis comenzó en el 2019, año en que se pone en práctica  este plan de acompañamiento. Fue antes de la situación de DISPO y ASPO que actualmente padecemos en el conurbano bonaerense,  lugar en donde se llevó en práctica este trabajo.
Tuvo buenos resultados. Vimos como la deserción bajo en una de las propuesta donde acompañábamos que era de cursada semipresencial. También el índice de los desaprobados dentro de la materia fue a la baja.

¿Cuáles son esos dos institutos donde realizaste tu trabajo de tesis?
Yo trabajo en dos institutos de formación docente: el 18 en Banfield y el 41 de Adrogué

Todo tu trabajo se realizó previo a la pandemia  ¿Con institutos que no tenían experiencia en la educación semipresencial?
Claro, específicamente el  Instituto 41 a partir del cambio en el diseño del plan curricular en el 2018, los nuevos diseños abrieron  la posibilidad de la cursada semipresencial. Allí trabajamos con la  modalidad de la primer cursada semi presencial.
En el instituto 18, que se ubica en la localidad de Banfield, trabajamos con un acompañamiento especial para madres recientes o alumnas embarazadas. Ahí nuestra propuesta fue ofrecer esta aula virtual durante el periodo que las alumnas no podían asistir de manera presencial. Porque ahí los diseños curriculares no prevén la cursada semipresencial. Pero entendíamos que está podía ser una herramienta para garantizar la continuidad pedagógica de las estudiantes que no podían asistir durante ese periodo tan particular de vida de una persona como puede ser la maternidad.  El acompañamiento es para garantizar, no lo administrativo porque la licencia por maternidad existe sino por lo pedagógico.  Acompañarlas virtualmente desde lo pedagógico, saber que tienen un aula virtual a disposición donde encuentran los materiales y actividades que se realizan a diario.

Comentabas que este trabajo lo hiciste previo a la pandemia. ¿Qué sucedió en estas dos instituciones durante la pandemia?
Los profesores trabajando mancomunadamente  aportando los saberes que teníamos para poder  entre todos ofrecer una cursada de calidad a los estudiantes y que no pierdan clases. Por supuesto que aquí también entran en juego otros factores que escapan a nuestra  posibilidad de intervención como lo es lo económico, la conectividad, disponer de dispositivos. Porque en la virtualidad cuando es una elección ya sabe todo el equipamiento que necesita  y ahora  con la pandemia nos sorprendió la virtualidad. Los estudiantes no estaban preparados para esto.

Tu tesis ha de haber sido de gran ayuda para los institutos 18 y 41 de formación docente
A mí me vino bárbaro, en el sentido que estábamos más preparados. Nos encontró un poquito mejor posicionados. Mis estudiantes ya tenían aulas virtuales. Pero para los estudiantes que entran el primer año al instituto fue una gran sorpresa.

¿Cómo seleccionaste la Maestría de la UNPA?
Fue por recomendación, una compañera  de la Universidad de Lomas de Zamora encontró la propuesta de formación, no sé cómo fue que encontró esta posibilidad con la UNPA. En seguida me mostró lo que había encontrado. Miré la página web, me pareció muy interesante y así fue que iniciamos esta maestría.

¿Cómo evalúas  tu experiencia en la UNPA?
Ha sido una experiencia muy valiosa, muy interesante desde la cursada. Con diversidad de oferta en cuanto a materias y selección de seminarios. Esto es porque algunos son optativos. Específicamente, para mí, el proyecto de tesis  fue muy valioso. Rescato a Carla Villagrán, que fue mi Directora de tesis, estuvo presente todo el tiempo, eso ayudó a que pudiera entregarla en el plazo que me había propuesto de dos años.

¿Esperas conservar el vínculo con nuestra universidad?
Ojalá que pueda visitar la universidad, pensé que podía exponer presencialmente mi defensa de tesis, pero nos agarró esta situación particular de pandemia.  No obstante me pude sentir muy cerca de la UNPA, por ejemplo con Johana de postgrado de rectorado siempre estaba atendiendo los mensajes, los correos, las dudas y la pude conocer virtualmente.

¿Tenés intención de continuar tu formación con un doctorado?
Si claro, pero no en lo inmediato. Por situaciones familiares, hijos y demás que ya han soportado este proceso. Hay que dedicarle mucho tiempo. Pero sí tengo intenciones de continuar estudiando.

Formulario para denuncias de violencia de género

Carreras de Postgrado