"Ante esta pandemia los recursos educativos abiertos van a ser clave"

ImprimirEnviar a un amigoPDF
Victoria Marin
Galería de fotos

Victoria Marín, Doctora en Tecnología Educativa y docente de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA, comentó que “va a haber cada vez mayor integración de tecnologías de una forma más innovadora, porque en un primer momento ha intentado ser una respuesta de emergencia” y profundizó que “una de las debilidades que todos los sistemas educativos han experimentado, es que no tenían suficiente tecnología, el apoyo técnico era muy débil".

La Dra. Victoria Marín docente de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral conversó desde Oldenburg, Alemania con ConexiónUNPA de Entrecasa respecto a la problemática que ha evidenciado la pandemia en los sistemas educativos del mundo.

Marín, es Licenciada en Pedagogía.  Máster y doctora en Tecnología Educativa, especialista en e-learning, y gestión del conocimiento. Se desempeña como docente en la Universidad de Oldenburg.

Contános de tu trayectoria académica desarrollada no sólo en España sino también en otras partes del mundo
Nací en Palma de Mallorca, España. Estudié Pedagogía en la Universidad de las Islas Baleares, me gradué en el 2010.  Acto seguido empecé a trabajar en un proyecto de investigación con el Doctor Jesús Salinas, director de la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA.
Desde entonces estoy trabajando en diversos proyectos con el grupo de Tecnología Educativa. Hice mis estudios de máster en esa temática, luego empecé con el doctorado.
Lo cierto es que ya desde los últimos años de la carrera tenía interés en la Tecnología Educativa. Las últimas asignaturas que hicimos fueron de este tema, y me pareció bastante interesante. He tenido contacto con la tecnología desde que era pequeña. Estaba dudando entre un lado u otro, pero al final me decidí por ahí.
Posteriormente estuve trabajando en la UIB hasta el 2016, pero debido a que las perspectivas a nivel de estabilidad laboral eran un poco difíciles, decidí cambiar y me vine aquí (Alemania) en el 2016. Llevó ya casi 4 años en el país, oficialmente como investigadora postdoctoral, pero realmente estoy trabajando en varios proyectos, dando clases, incluso apoyando al profesorado en como implantar tecnologías en sus clases. Tengo un triple rol, más o menos equitativo en tiempos.
En cuanto al tema de Estancias, realicé mi estancia doctoral en Finlandia. Estuve tres meses haciendo un estudio y en octubre del 2014 defendí mi tesis. En Río Gallegos he estado dos veces; los años 2011 y 2012, durante los meses de marzo y abril. La primera vez estuve un mes y después dos meses, colaborando en el proyecto Revindipa (Red de Vinculación Digital de la Patagonia Austral), estuvimos viajando por toda la Provincia. Apoyando los ciber educativos y a la educación secundaria con mapas conceptuales, tecnologías, etcétera.

¿Qué fortalezas y debilidades consideras han quedado evidenciadas ante una circunstancia tan excepcional como la pandemia y el aislamiento?
Tengo la ventaja de que, con mi trabajo previo en el campo, me ha sido mucho más fácil adaptarme al cambio. Tenía experiencia con la enseñanza online, porque he trabajado con la UNPA, pero también con la Universidad Internacional de La Rioja, que es totalmente online.
Una de las debilidades que todos los sistemas han experimentado - sobre todo los que no tenían trabajo online -, es que no tenían suficiente tecnología, el apoyo técnico era muy débil. Han tenido que trabajar en el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas para poder apoyar a todo el profesorado. Por ejemplo, aquí en Alemania, el tema de la Protección de Datos es bastante importante.  No está bien visto, ni es legal que podamos utilizar para dar clases, servicios que no estén alojados en servidores europeos. Esa es una normativa que aquí se cumple bastante a rajatabla. Nuestra universidad no tenía apenas sistemas educativos digitales, porque no es una universidad online.
En cuestión de un par de semanas se empezaron a desarrollar un montón de soluciones Open Source. Sobre todo, tuvieron que instalar lo que ya existía y adaptarlo a nuestros sistemas. Por ejemplo, no teníamos servidores de videoconferencia propios en nuestra Universidad. Había un sistema compartido por toda Alemania., al poco tiempo de que todos tuvieron que trasladarse a online, aquello no sostuvo las pruebas y tuvieron que empezar a instalar nuevos sistemas. Eso fue una debilidad que ha ido creciendo.
Otra debilidad son las competencias digitales de los profesores. Hay profesores que han estado formándose en el campo, asistido a talleres, probando recursos durante los últimos años y otros que no lo han hecho.
Ahora lo han necesitado y han venido bastante a menudo con nosotros, buscando soporte. Nosotros hemos estado ofreciendo sesiones de apoyo a profesores para ayudarles con ello. Especialmente cuando tuvieron que preparar el semestre.  Aquí empezamos más tarde el calendario escolar, iniciamos en abril y además demoramos una semana más. Tuvimos un mes más menos para preparar nuestra docencia online. Todo ese tiempo fue bastante intenso a nivel de apoyo al profesorado. Tanto por email, por videoconferencias, a través de instrucciones para utilizar tecnologías. Pusimos a disposición mucha más información en el blog que teníamos, para apoyar al profesorado.
Otra complejidad se da en el tema de los exámenes porque aquí las regulaciones a nivel de exámenes no están planificadas para hacerlos online.  De igual manera, las defensas de tesis o defensas de trabajos de máster tampoco tienen una regulación para rendir online. En el tema de exámenes surgía la pregunta ¿Cómo hacemos los grandes exámenes con 200 alumnos?, no podemos hacerlo presenciales, pero hacerlos delante del ordenador no asegura que están ellos allí. Todo ese tipo de problemas y preguntas se han repetido en otros países.  Aquí también han sido bastante importantes y todavía están trabajando en ello.

Sabemos que estuviste en Italia, Francia, Gran Bretaña, Finlandia, ¿Cómo piensan esos países el plano educativo? ¿Cuáles las brechas que vos identificas en el marco de esta pandemia?
Hay países que están un poco más preparados para ello, por ejemplo, en Reino Unido disponen de mayor infraestructura preparada y tienen más oferta de estudios online. Aquí en Alemania, la oferta online es bastante reducida, por tanto, se ha evidenciado más la situación. Con respecto a Italia, no estoy muy en contacto con la gente de allí, pero con España sí tengo relación. He visto que también han tenido que desarrollar bastantes cosas a pesar de que tenían mucha más experiencia que Alemania, por ejemplo.
A nivel de tecnología educativa aquí (Alemania) no es tan fuerte. Hay mucha resistencia a nivel de profesorado, a pesar del desarrollo tecnológico general. Lo que es la Tecnología en Educación está todavía muy incipiente. El tema de la privacidad de datos y la resistencia de los profesores, son las principales problemáticas para solucionar.

Estás trabajando en proyectos en gran parte del mundo ¿Cuáles son las redes y los proyectos que en este momento destacarías en función del contexto actual?
Ahora mismo no estoy haciendo ningún estudio relacionado con la pandemia, porque si bien me parece muy interesante, ya hay muchos grupos que están trabajando en ello. También desde otro punto pensaba “realmente es un momento difícil para los profesores sobrecargarles con cuestionarios y con entrevistas, y a los estudiantes también”. Esta situación es un poco delicada por lo que decidimos no trabajar en ese tipo de proyectos.
Pero estoy haciendo otro tipo de estudios ahora. Sigo colaborando con el grupo de investigación en Finlandia con el que hice la estancia. En conjunto con una de las profesoras, estamos preparando un artículo sobre el estudio que hicimos sobre el tema de Student Agency. Es la idea de cómo el estudiante se ha apoyado en sus cursos para tomar decisiones y para aprender más autónomamente. Abarca esa línea y cómo las tecnologías intervienen en ello, es la parte que me interesaba más, si bien había otros elementos. En eso estamos trabajando todavía.
Estamos con la posibilidad de que nos concedan un proyecto adicional de Finlandia para poder trabajar más sobre este tema. De igual forma, sigo trabajando con Colombia, con la Universidad Autónoma de Bucaramanga, y con Uruguay en otros proyectos.
También estamos trabajando en un proyecto sobre recursos educativos abiertos que apoyen en la formación de investigadores a nivel de Iberoamérica. Ahora lo tenemos un poquito más en standby, pero hemos estado trabajando en analizar colaborativamente diferentes recursos educativos abiertos. De modo que los investigadores puedan formarse de manera autónoma, con el apoyo de los supervisores por supuesto.
Los recursos educativos abiertos van a ser clave con todo el tema de la pandemia. Tener más recursos educativos y su disponibilidad va a ser bastante importante, y hasta ahora no está tan trabajado.

¿Te refieres a recursos con código abierto?
Si, son los recursos que otras personas comparten con una licencia Creative Commons, por ejemplo, que permite utilizarlos sin pedir permiso concreto o pagar por licencias. Simplemente con citar al autor normalmente se pueden utilizar.
Hay diferentes tipos de licencias Creative Commons, Hay algunas que permiten simplemente que se cite al autor y utilizarlo sin más, y otros que tienen limitaciones en cuanto al uso comercial por ejemplo o la reutilización de ese recurso modificado. En general es que simplemente lo puedes utilizar sin tener que pagar extra o decir tienen Copyright que es lo habitual

Tenemos referencias en tu biografía que también te impulsó profesionalmente un cuestionamiento respecto a la mayor presencia de hombres que de mujeres en el campo tecnológico. ¿En la actualidad persiste esa diferencia en materia de profesionales en el campo de Tecnología Educativa?
Yo creo que sí, la mayoría de los referentes en el campo son hombres todavía, pero pienso que cambiará. Cada día hay más mujeres preparadas en el sector que van teniendo un nombre importante, un lugar. Esto en el futuro va a ir evolucionando según vayan integrándose las nuevas generaciones. Tradicionalmente ha sido así, en el campo tecnológico todavía es más marcado que en el campo educativo. Cuando abarcamos los dos ámbitos, hay una cierta diferencia, pero aun así creo que todavía se puede identificar.

¿Cómo ves el futuro de la Educación Superior en el contexto de la pandemia y su proyección natural?
Si consideramos la pandemia actual, yo creo que va a haber cada vez más integración de tecnologías de una forma más innovadora, porque ahora en un primer momento ha intentado ser una respuesta de emergencia.
Aquí incluso han decidido no llamarle enseñanza digital sino más bien decir que es enseñanza remota. Como para decir “no es realmente enseñanza online o digital”.
Yo creo que esta situación - que ha hecho que todo mundo haya tenido que lanzarse, quisiera o no -  puede que haga que algunas personas se echen para atrás y no vuelvan a intentarlo más.  Pero para muchas ha sido una oportunidad también para lanzarse y decir “bueno lo intento, no tenido nunca tiempo, pero ahora no me he visto en otra y estoy desarrollando mis competencias digitales y quiero seguir aprovechándolas en el futuro”.
Sobre todo, a nivel de Educación Superior, sí que vamos a notar la diferencia de que cada vez más habrá una mayor integración de las tecnologías. No quiere decir que vaya a ser todo online, pero yo creo que sí que va a haber una presencia más importante, incluso mucho más mezclada. Que no se note tanto la diferencia entre fases online o fases presenciales, sino algo más mixto. Seguramente de forma más sofisticada.
En un principio ha sido más bien básico, pero cada vez la gente se perfecciona más. Van surgiendo nuevas ideas, nuevas formas de mejorar la educación, la enseñanza, a través de las tecnologías. Es la parte positiva de la situación que estamos viviendo.
En la parte educativa a nivel general yo creo que también van a ocurrir cambios. Ahora toda esta situación, ha hecho que en muchos sitios se ha intentado empezar a dotar de infraestructuras a las escuelas. Más infraestructuras que muchos sitios no tenían, o dotar de equipos a los estudiantes. Porque si no se hace así, todo el tema de la brecha digital queda totalmente presente.  Si el estudiante no cuenta con ese apoyo, puede pasar que no todos se puedan permitir tener infraestructura para trabajar de forma habitual.
Eso va a ir mejorando, más lentamente, probablemente a niveles no universitarios, pero también ira cambiando positivamente.

¿Qué lugar ocupa la Maestría en Educación en Entornos Virtuales de la UNPA, en este universo tan amplio en el que te desempeñas?
Es una oferta muy importante para la comunidad de la Provincia, porque es un área geográfica muy amplia. No había otra forma de hacerla que no fuera online, realmente no tiene sentido hacerlo de otra manera.
Además, contempla el tipo de estudiantes que tenéis, es muy diferente al que tienen otras universidades que también cuentan con estudios online. Es una oferta que es muy coherente con el tipo de estudiantes que tenéis allí y con la situación geográfica. Es muy pertinente, claro que todo debe siempre ir mejorando, y está muy bien estructurado a nivel de apoyo al estudiante también.

Victoria, contános ¿Cómo está la situación en Alemania y en qué fase se encuentra respecto de la pandemia?
Aquí el tema evolucionado favorablemente. Tenemos levantadas las restricciones en gran parte, está todo muy tranquilo.  En mi localidad no hubo muchos casos, ahora no hay prácticamente ninguno. Nosotros estamos trabajando todavía desde casa, no podemos volver a la universidad, los estudiantes tampoco.
Sólo han dejado volver a las personas que trabajan en laboratorios y que no pueden seguir su investigación sin sus equipos, pero el resto estamos en casa y hacemos todo online. Nos han dicho que el semestre lo hagamos online, los exámenes también
Los restaurantes y cafés ya han abierto, la gente está en las terrazas. Tenemos que llevar mascarilla para ir a supermercados, transporte público, a cualquier sitio que acudas para realizar una comprar, se lleva la mascarilla.  Ya van abriendo bastantes cosas, de forma progresiva y se prevé que, probablemente a partir de finales de junio incluso se pueda viajar fuera internacionalmente. Hasta el momento sólo podíamos viajar dentro de Alemania.

 

Formulario para denuncias de violencia de género

Carreras de Postgrado